DE LA ASIMETRÍA AL MOVIMIENTO [Colectivo Voces del Cuerpo: pesquisa para la creación corporal escéni


 

RESULTADO DE INVESTIGACIÓN: Nuevas formas de concebir y abordar al artista corporal y su resultado escénico final desde el punto de vista de la relación cuerpo-salud, en el contexto de los proyectos de investigación del colectivo Voces del Cuerpo -pesquisa para la creación corporal escénica-.

 

Resumen


Introducción: La participación del área de la salud, en los proyectos de investigación del colectivo Voces del Cuerpo -pesquisa para la creación corporal escénica -, permitió indagar sobre la condición corporal de los performers, su dificultad de acercarse a los conceptos de salud y cómo mejorar su conciencia corporal. Esta ponencia presenta la investigación realizada durante más de un año en el proceso del montaje El vuelo de la alondra, una adaptación de casa de muñecas de Henrik Ibsen y ocurrió en unas de las etapas del montaje. Objetivos: Para realizar el proceso investigativo se planteó como objetivo indagar nuevas formas de concebir y abordar al artista corporal desde el punto de vista de la relación cuerpo-salud, con la clara pretensión de redundar positivamente en el resultado artístico final, donde se buscó caracterizar el estado postural, muscular y propioceptivo inicial de los performers a través de valoraciones posturales, evaluaciones de fuerza muscular e identificación del nivel de calidad de vida de los integrantes del colectivo, para así analizar los hallazgos relacionándolos con su desempeño y finalmente entregar las recomendaciones que se compilaron en un manual de cuidado corporal para ser usado por ellos. Metodología: Este proceso se llevó a cabo en 5 etapas donde a través de la observación, valoraciones individuales, aplicación de cuestionarios y discusiones grupales se lograron cumplir los objetivos. Resultados: El análisis de la condición corporal de los integrantes del colectivo desde el punto de vista de la relación cuerpo-salud, permitió caracterizar la condición corporal de los performers donde la asimetría corporal inicial de más del 80% en los diferentes segmentos se convierte en un factor de riesgo para la aparición de lesiones y deformidades, encontrando pequeñas diferencias en la simetría en algunas partes del cuerpo (33.33%) después de la intervención. Respecto al análisis de los aspectos que afectan la calidad de vida del performer, se encontró que la inestabilidad económica genera un efecto negativo en la calidad de vida de los integrantes del colectivo. Conclusiones: Respecto a la relación cuerpo-salud, la identificación y el análisis de la simetría corporal permitió construir una base para la orientación del trabajo corporal del colectivo y generar herramientas para mejorar la conciencia corporal.


Palabras clave: Postura, fuerza muscular, elasticidad muscular, propiocepción, cuidado corporal, conciencia corporal, movimiento corporal, calidad de vida,


Desarrollo


La participación en los proyectos de investigación del colectivo Voces del Cuerpo -pesquisa para la creación corporal escénica -, permitió indagar desde el área de la salud sobre la condición corporal de los performers, su dificultad de acercarse a los conceptos de salud y cómo mejorar su conciencia corporal.


Durante la investigación, se planteó que los conocimientos sobre la composición corporal le permitirían al performer mejorar su conciencia de su cuerpo, donde “el estudio de la biomecánica aplicada … provocaría mejoras en el entrenamiento y en las técnicas del movimiento” (Shippen, 2012, págs. 39-43) y sumado a un entrenamiento riguroso de la fuerza, la elasticidad muscular y la propiocepción permitiría a los actores, artistas del cuerpo y performers tener conocimiento de sus limitaciones y posibilidades y así adquirir la conciencia de un cuerpo sano, lo que resulta fundamental para el teatro físico. Mientras existe tensión no se puede hablar de sensaciones sutiles, correctas, ni de una vida espiritual normal del personaje. Por eso antes de iniciar la creación, hay que poner en orden los músculos para que no paralicen la libertad de acción (Stanislavski, 2003).


La investigación a referir en esta ponencia se llevó a cabo durante más de un año en el proceso del montaje El vuelo de la alondra, una adaptación de casa de muñecas de Henrik Ibsen. La intervención ocurrió en el momento en que el director determinó las unidades de acción de cada una de las escenas, se hicieron las primeras improvisaciones y posteriormente se fijaron las partituras corporales. Durante este proceso, se realizaron aportes significativos desde la valoración postural de cada uno de los integrantes, determinando el riesgo de lesión y realizando recomendaciones respecto al fortalecimiento y al trabajo propioceptivo con el ánimo de mejorar la conciencia corporal, que a pesar de ser en algunos momentos un concepto gaseoso engloba la intervención realizada, ya que “… El objetivo del cuerpo que se organiza para moverse con el mínimo esfuerzo y la máxima eficiencia, no es la fuerza muscular sino el aumento de la conciencia al hacerlo” (Feldenkrais, El poder del yo, 1995, pág. 209). Adicional a esto se indagó respecto a la calidad de vida de los performer y cómo diferentes factores pueden influir en su desempeño pues “…además de movimiento del cuerpo, la danza es la construcción de un cuerpo de acciones, donde el cuerpo se entiende en términos del resultado de su inclusión en el orden significante.” (Escudero, 2012, pág. 108), así, cualquier movimiento es la suma de diferentes posturas que al unirse de manera armónica permiten crearlo y por ende si la postura se encuentra alterada, sea cual sea la causa, el movimiento no resultará fluido y armónico.


Para realizar el proceso investigativo se planteó como objetivo indagar nuevas formas de concebir y abordar al artista corporal desde el punto de vista de la relación cuerpo-salud, con la clara pretensión de redundar positivamente en el resultado artístico final, para ello se plantearon diferentes objetivos metodológicos donde se buscó caracterizar el estado postural, muscular y propioceptivo inicial de los performers a través de valoraciones posturales y de pruebas de fuerza muscular e identificar el nivel de calidad de vida de los integrantes del colectivo, para así analizar los hallazgos relacionándolos con su desempeño y finalmente entregar las recomendaciones que se compilaron en un manual de cuidado corporal para ser usado por ellos.


Este encuentro permitió reflexionar sobre el movimiento humano como un continuo ajuste del cuerpo en contra de la gravedad para mantener el equilibrio, requiriendo acomodaciones constantes del sistema artro-muscular para erguirse sin dificultad y controlar los movimientos al pasar de un plano a otro, reconociendo las diferentes dimensiones del movimiento para adquirir un equilibrio relativamente estable o un desequilibrio permanente constantemente compensado, como argumenta Hernández (1995) y como un proceso influenciado por factores externos, como los factores psicológicos, emocionales y sociales, facilitando en los performers el reconocimiento de limitaciones o alteraciones que generaban dificultades durante la exploración del movimiento.


Metodología


La investigación se llevó a cabo durante el proceso del montaje referido planteándose cinco etapas para la indagación desde el área de la salud:


Figura 1. Metodología del proceso investigativo


En la primera etapa, se realizó observación directa del movimiento y de los ajustes realizados por los performers durante su entrenamiento y la etapa de improvisación, ésta información fue registrada en un formato pre-establecido lo que permitió correlacionarlo posteriormente con los resultados de la valoración individual.


En la segunda etapa, la discusión con los integrantes del colectivo brindó una visión global de la conceptualización del cuerpo que tenían los performers y sus conocimientos previos. Sumado a esto se tuvo en cuenta el tiempo y tipo de práctica corporal que cada uno había realizado.

En la tercera etapa, la valoración individual permitió como fisioterapeuta-epidemióloga, completar el análisis postural, muscular y propioceptivo y analizar la calidad de vida con la aplicación del cuestionario WHOQOL-BREF, identificando en cada uno de los integrantes del colectivo, particularidades que se relacionarían con su estado corporal.


En la cuarta etapa, se realizó una discusión con el colectivo sobre los hallazgos, lo que permitió construir su estado de base respecto a la condición corporal y la calidad de vida, identificando las principales dificultades y fortalezas respecto a esto, y correlacionando estos hallazgos con su desempeño como performers en el montaje en cuestión.


Finalmente, en la quinta etapa, se realizó entrega de las recomendaciones de fortalecimiento, estiramientos, trabajo propioceptivo y pliométrico generadas por el análisis previo de la condición corporal, esta información se compiló en un manual de cuidado corporal.


Este diseño metodológico permitió hacer un análisis de diferentes aspectos de los performers generando recomendaciones pertinentes para que a partir de sus fortalezas y debilidades lograran construir un lenguaje corporal, estético y armónico en conjunto.


Resultados


El resultado principal de todo el proceso fue el estreno de la obra, en 2017, de El vuelo de la Alondra, donde confluimos diversos profesionales. Respecto al área de la salud, el resultado principal fue el análisis de la condición corporal de los integrantes del colectivo desde el punto de vista de la relación cuerpo-salud.


Como resultados secundarios, se encuentra la caracterización del colectivo, donde se encontraron conclusiones dicientes respecto a la simetría corporal (tabla 1). En ese sentido, más de la mitad de los evaluados presentaron alteración en su centro de gravedad, lo cual genera una distribución inadecuada del peso, en su mayoría de manera anterior, produciendo sobrecarga en las rodillas y los hallux, articulaciones donde se hace evidente dichas alteraciones. La idea es prevenir futuros problemas ya que, en caso de persistir esta alteración, el cuerpo tendrá que realizar acomodaciones a nivel toraco-lumbar y pélvico para posicionarse en contra de la gravedad. Los efectos pueden no observarse tempranamente pero un cuerpo que persiste en esta postura inadecuada genera, en el futuro, problemas articulares permanentes, situación que aumenta el riesgo de esguinces, luxaciones y tendinitis. De la misma manera, la asimetría de la cintura escapular y del cuello provoca alteraciones en la distribución del peso corporal, pues la percepción del propio cuerpo tiene directa relación con la orientación de la mirada. Es así como, el lado hacia donde el ser humano oriente la mirada y rote su cabeza, es el lado que más reconoce y el que recibe más peso. Si se analiza el uso de los músculos como herramienta para mantenerse en contra de la gravedad, el hemicuerpo que carga el peso será el de mayor fortalecimiento y propiocepción, lo que induce el riesgo de lesión en el lado contralateral.


Aunque la intervención se orientó usando el entrenamiento autodirigido que delega a los performer la responsabilidad de la aplicación de las recomendaciones individuales (sugeridas en el manual), fue inevitable que apareciesen dificultades asociadas a este modelo de entrenamiento, como por ejemplo componentes emocionales los cuales retrasan su realización. Aun así, se observaron pequeñas mejorías en la simetría de los performers, en relación con la distribución del peso y su autopercepción, logrando que ellos identificasen sus alteraciones y lograsen pequeñas acomodaciones temporales. Es pertinente aclarar que esta evidencia requiere un mayor tiempo de intervención ya que dicha habilidad se adquiere a través de un trabajo constante, perseverante y disciplinado, que en la mayoría de los casos se afianza después de muchos años, constituyéndose prácticamente en una indagación permanente.


Tabla 1. Resultados de valoración postural detectados durante la investigación

Respecto a la calidad de vida se observó que, para la mayoría, ésta es afectada por la dificultad de controlar factores económicos que están relacionados directamente con su vida laboral, evidenciando la dificultad de ejercer el arte como medio productivo en este contexto social. Los efectos negativos de este tipo de inconformidades en el bienestar de las personas han sido abordados en diferentes estudios vigentes (Wilkinson, 2003), relacionando el aumento de los niveles de estrés con el riesgo de enfermedad. Lo anterior se aplicó y se relacionó directamente con las lesiones y alteraciones que presentaron los performers del colectivo durante el desarrollo del proyecto, pues al no tener una adecuada percepción de ésta y una cultura de autocuidado, asumieron riesgos que incidieron de forma negativa en su salud. Para el análisis se tuvo en cuenta el efecto de factores externos en la calidad de vida de los performers (figura 2), donde se puede suponer que el imaginario colectivo sobre el arte como profesión afecta las oportunidades que tienen los performers de tener estabilidad económica, convirtiéndose en un detonante de muchos otros aspectos que influyen en los procesos de autocuidado y salud. A pesar de que, en el proceso se implementaron correctivos paliativos que posibilitaron el desarrollo y la terminación del proyecto, pues los actores que mejoraron su estabilidad corporal producto del incremento en la fuerza muscular y la propiocepción evidenciaron mayor seguridad y libertad y que a través de los cambios que hicieron evidente cada uno de los actores se observaron igualmente transformaciones en la corporalidad del personaje, este es un proceso que requiere la intervención de otras áreas del conocimiento para la generación de un efecto a largo plazo en el desempeño de los artistas.


Figura 2. Análisis de la asociación entre la calidad de vida y la salud de los performers en la investigación

Las consideraciones precedentes en el contexto de la investigación generaron inquietudes sobre el abordaje de los colectivos escénicos y sobre la importancia de que éste se realice por parte de un equipo profesional interdisciplinario que trabaje mancomunadamente buscando, desde un saber más amplio, disminuir el riesgo en el que se encuentran. Fue así como, resultado de este análisis, se presentó un manual (en proceso de publicación) que contiene orientaciones sobre fortalecimiento muscular, correcciones posturales y entrenamiento propioceptivo, material educativo del cual pueden hacer uso estudiantes, artistas o profesionales de la escena que estén en el ejercicio y aplicación de expresiones escénicas corporales y físicas como apoyo a su trabajo de creación.


Conclusiones


Respecto a la relación cuerpo-salud, la identificación y el análisis de la simetría corporal permitió construir una base para la orientación del trabajo corporal del colectivo.


La intervención del área de la salud en el proceso de montaje brindó herramientas precisas respecto al análisis corporal de los performers que le permitieron mejorar la fuerza y elasticidad muscular y la propiocepción disminuyendo el riesgo de lesión y aumentando la conciencia corporal.

El estudio desde el área de la salud de los colectivos escénicos requiere de la participación de un equipo profesional interdisciplinario que permita generar una visión más amplia de su problemática.

Este proyecto generó la construcción de una línea de investigación que permite integrar el arte y la ciencia hacia un fin común.



Referencias bibliográficas


  1. Escudero, M. C. (2012). Consideraciones epistemológico-conceptuales para el estudio del cuerpo en la Danza. Revista Latinoamericana de Metodología de Ciencias Sociales. Volumen 2, No. 1. La Plata.

  2. Hernández, J. (1995). Torpeza motriz. Barcelona: EUB.

  3. Shippen, J. (2012). A Kinematic Approach to Calculating Ground Reaction Forces in Dance. Journal of Dance Medicine & Science. Volumen 16, Number 1. Reino Unido, 39-43.

  4. Stanislavski, C. (2003). La preparación del actor. Madrid: La avispa.

  5. Wilkinson, R. G., & Marmot, M. (Eds.). (2003). Social determinants of health: the solid facts. World Health Organization.

Entradas Destacadas