Relatos que tejen danza


 

RESULTADO DE INVESTIGACIÓN: Investigación-creación de un vídeo-cuerpo protagonizado por mujeres que entretejen simbólicamente la correlación entre cuerpo narrado y cuerpo escénico, a partir de los recuerdos de Luz Edith Benítez, mi madre, exponiendo de modo crítico situaciones de maltrato y discriminación que se presentan en la intimidad de la vida familiar en un contexto rural de la zona del Quindío en los años sesenta, para buscar a través del arte un camino de reconciliación frente al dolor para la construcción de un tejido de paz familiar.

 

“Ahora que soy una mujer madura me doy cuenta que fui maltratada por mi santa madre, me pegaba con lo que encontrara ramales, el cable de la plancha, machete, palos… cuando a mi mamá le daba mal genio me castigaba por cosas sin importancia, y las pelas eran brutales, que yo creo, me dolía hasta el alma” Relato Luz E Benitez


Relatos que tejen danza, es una investigación-creación de un vídeo-cuerpo protagonizado por mujeres que entretejen simbólicamente la correlación entre cuerpo narrado y cuerpo escénico, a partir de los recuerdos de Luz Edith Benítez, mi madre, exponiendo de modo crítico situaciones de maltrato y discriminación que se presentan en la intimidad de la vida familiar en un contexto rural de la zona del Quindío en los años sesenta, para buscar a través del arte un camino de reconciliación frente al dolor para la construcción de un tejido de paz familiar


Se sustenta a partir de la teoría de la corporeidad, dando total prioridad al cuerpo como la razón de la existencia y el sentir, como unidad compleja, tejida de diferentes situaciones y relaciones que construyen la vida y las vidas. El acercamiento a la teoría de la corporeidad me permite afirmar que la existencia humana es corpórea, y por ende percibimos y sentimos el mundo desde y por el cuerpo, así el enfoque fenomenológico (Merleau Ponty, 1993).


En este abordaje se hace reflexión a la discriminación de género y de raza, pues es evidente dentro de los relatos y es una lucha viva y constante, ya que la mujer que narra su vida era llamada la morena, negra, morocha, y a veces cuscus en su niñez, con ello se hace un tejido a la interseccionalidad como contexto y como conexión de las relaciones sociales que involucran los relatos que se recogieron.


Cuando me escapaba de las pelas de mamá era porque yo corría a gran velocidad, y mi mamá detrás mío, y me gritaba, -si te logro coger te acabo, - y yo, mas corría; y yo me escondía; duraba mucho tiempo en el escondite y ya. una vez mi mamá me fue a pegar y yo salí corriendo y me trepé en un árbol y mi mamá con una vara a chuzarme y yo seguí en el árbol, hasta que ya no pudo alcanzarme, pero trepe tanto que después no me pude bajar… ahora soy atleta Relato Luz E. Benitez


Relatos que tejen danza es un recuerdo profundo; El cuerpo entreteje marcas y vivencias que se imprimen en la piel, quien las porta como herencia de esa que fue y es su vida... porque finalmente el cuerpo es el relato de nuestra existencia, y queda allí una historia danzada, que es finalmente un cuerpo testimonio vivo que conecta el pasado con el presente; una construcción que permea el contexto y desde el abordaje de la interccesionalidad, asumiendo el ser mujer negra y declarando su postura social frente a la vida. Por ello el cuerpo es más que el contenedor de vidas, que un soporte para caminar, pues, en él también está todo el cosmos de una persona, estas las luchas y sus derechos, está la reivindicación “Nuestro cuerpo es en última instancia la base de todas las referencias cognoscitivas”.


La danza es una herramienta de cambio social, entendiendo así que el cuerpo es el privilegio del ser y del sentir, del vivir y el recordar, por allí pasa todo, y se quedan muchas vivencias del pasado y el presente, la piel guarda en sus arrugas y en sus marcas una y mil historias, cada una con una carga y un valor diferente, pero finalmente el cuerpo las lleva clavadas a la vida y a la memoria, esas historias que marcan por ser negra y por ser mujer, esas historias que constituyen, y que se zurcen en la lucha de género desde la comunidad campesina.


La reflexión sobre los estudios artísticos en el cuerpo denota la importancia de establecer diálogos en el tejido social, en la construcción de las relaciones humanas, y en este caso desde el ámbito dancístico y familiar en torno a la reconciliación, donde el recuerdo y las vivencias crean una narrativa, la cultura entreteje y entrecruza la corporeidad, y permite concluir que el cuerpo es el relato de nuestra existencia, y que en esa medida de entendernos diversos y diferentes y así respetarnos.

Entradas Destacadas