RESULTADO DE INVESTIGACIÓN: Corpocatarsis nace de una inquietud personal por indagar en los significados subjetivos que se le pueden atribuir al cuerpo, desde las infinitas posibilidades que ofrece el matrimonio compuesto por la fotografía y las emociones.

 

De lo onírico y lo intrínseco

El cuerpo -cansado de normas e imposiciones-adquirió la forma de un animal, mitad femenino y mitad onírico.


Al verse libre, travieso a más no poder, regocijado en los brazos de la libertad, se permitió el privilegio de escudriñar hasta el último rincón de su existencia.

Del movimiento y la vida

Lo femenino se enfrentó a lo onírico para obtener su emancipación. Entonces, el animal adquirió la apariencia de una mujer.


Dueña de un rostro, revestida de una sensualidad incauta, mitigó el hambre de su cuerpo. Un cuerpo hambriento de movimiento y vida.

De los gritos sagrados

De pronto, se escucharon tres gritos sagrados. Aunque emanaron de sus labios, le pertenecían a su peor enemigo.


Ese enemigo que vivía sin pagar alquiler en lo más profundo de sus carnes: ella misma.

Acerca de Corpocatarsis

Corpocatarsis nace de una inquietud personal por indagar en los significados subjetivos que se le pueden atribuir al cuerpo, desde las infinitas posibilidades que ofrece el matrimonio compuesto por la fotografía y las emociones.


Contemplar lo corporal desde un solo ángulo, negándole el chance a esa arquitectura carnal de experimentar con ella misma, imposibilita comprender que cada ser humano porta un atuendo camaleónico para lidiar con la batalla campal entre su yo más puro-voraz e impredecible- con el yo condicionado por la sociedad, mutilado para convivir amenamente con la complejidad de otros.


La propuesta visual fue concebida y realizada en la ciudad de Buenaventura.

Fotógrafo: Salvatore Laudicina Ramírez

Modelo: Gandharvika Montoya

Redes sociales

Facebook: Salvatore Laudicina

Twitter: @slaudicina

Instagram: @s.laudicina

Entradas Destacadas